Con toda la información que tenemos recopilada de mil medios distintos, podríamos decorar más de 100 habitaciones distintas. Pero pocas veces vemos imágenes de cuartos infantiles dónde no cambiaríamos nada, ya que nos gustan en conjunto.

Lo más normal es tener escogida la cama de una revista, el color de pared que viste en la tienda y los adornos de esa web de manualidades. Por eso es un alivio encontrar habitaciones que su ambiente sea especial.

Esto es lo que ha captado la fotógrafa Helen Pe en las imágenes que ha hecho para la conocida revista Family Living. Una colección de habitaciones reales que derrochan buen gusto, con tonos neutros, elementos coloridos y sobretodo practicidad.

Paredes altas y blancas, con cuadros y láminas de dibujos infantiles, que junto a sábanas, alfombras y juguetes, dan calor a una estancia tan grande.

La escalera convertida en cabezal, con sus muñecos favoritos colocados en ella y una canasta al final, me parece de lo más peculiar. Todo es reciclado, incluso el antiguo armario de baño con vitrina, ahora se ha convertido en el hogar de sus muñecos.

O el caso de esta pared, dónde han recreado el oficio favorito del pequeño, colocando en la ella una típica escena de un taller de reparación de vehículos. No le falta detalle alguno: la madera, el hierro, las herramientas, etc. Aunque lo que más me gusta es el detalle de sus dibujos por encima de todo eso.

Para poder crear una habitación así se necesita espacio, pero no hay nada imposible, sólo hay que inspirarse con estas habitaciones y buscar alternativas.

También te puede interesar:  Decorando un espacio amplio