Las habitaciones con dos camas, para parejas que prefieren dormir separadas o para tener como cuarto de invitados suelen tener un problema: a veces, son un poco “sosas”, y no les dedicamos la atención “decorativa” que se merecen.

Pero lo cierto es que con poco esfuerzo, se pueden hacer cosas originales y que queden bien.

Por ejemplo, una mesilla de noche especial, colores para animar la habitación, textiles que destaquen y le den un aire original y diferente… Las posibilidades son bastante variadas, así que merece la pena que eches un ojo a estas fotos, porque seguro que encuentras algo interesante.

Ya nos contarás…

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Una habitación sencilla y con estilo