Uno de los pocos hoteles del mundo considerados de siete estrellas es el Hotel Burj Al Arab en Dubai. EL diseño de su interior, tanto de las zonas comunes como de las suites ha sido realizado por KCA Internacional, el grupo que comanda la diseñadora china Khuan Chew, que con tres oficinas repartidas en varios continentes, es una de las diseñadoras más reconocidas por el lujo mundial.

En una isla artificial del Golfo Pérsico, frente a las costas de Dubai, a menos de300 metros,  se alza uno de los hoteles considerados como de lujo extremo en todo el mundo. Con321 metrosde altura, es el tercer hotel más alto del mundo. El edificio tiene la representativa forma de un barco de vela, que lo hace fácilmente visible e identificable. Como curiosidad, decir que está coronado por un helipuerto que, convertido provisionalmente en cancha de tenis, fue el escenario de un famoso spot publicitario para Nike protagonizado por André Agassi y Roger Federer.

Ya que hablamos de decoración de habitaciones, las del Burj Al Arab fueron proyectadas por la diseñadora china Khuan Chew para resultar auténticamente majestuosas. Todos los interiores del hotel están realizados con suntuosos materiales, predominando el mármol de Macael, de Statutario, de Carrara, granito azul Bahía de Brasil, sedas,  terciopelos, unos8.000 metroscuadradosde lámina de oro dela Indiapara revestir columnas y techos y mosaicos y azulejos árabes.

Las únicas directrices que el propietario del Hotel fueron que la decoración debía de resultar impactante e innovadora, propuestas que fueron de sobra cumplidas por  el equipo de Chew.

También te puede interesar:  Una buena combinación para dormitorios

Dentro del Hotel podemos encontrar asimismo establecimientos de lujo de primero orden mundial. Otro diseñador,  Jean Pierre Gilardino, afincado en Mónaco, ha sido el responsable del diseño de una de las joyerías más lujosas del mundo. Se trata de un establecimiento excepcional que la firma inglesa Graff Diamonds ha abierto en una de las plantas del Burj Al Arab.