Habitaciones infantiles unisex

El bebé todavía no ha nacido, pero estamos impacientes de decorar su habitación. Una opción es decorarlo estilo unisex, ni femenino ni masculino, pero no sin detalles cálidos y dulces que deben estar presentes en cualquier habitación de bebé.

Si tus gustos son señoriales, la cuna en blanco con líneas sencillas es el estilo más adecuado. Una cómoda colonial y un dosel adaptado sobre el cuna, combinado con una butaca de lactancia al estilo Luis XV. Este estilo no es demasiado cómodo, pero está lleno de personalidad estilística.

Si lo que te agrada son los colores vivos e intensos para motivar al bebé, una combinación ideal es el azul turquesa con el amarillo en diversos tonos. El cubrecama, cuadros, juguetes, cortinas… van jugando con estos colores. Para dar mayor luminosidad a la estancia lo más aconsejable es toda la tapicería (cuna, puerta, ventanas) en color blanco.

El gris en combinación con el turquesa, también vale para chico-chica. Aquí depende de la luz natural que la habitación posea, pues el gris no es un color del que se pueda abusar, si la luz es abundante, permitirá más de una pared de este color. La tapicería (butaca) en color turquesa, al igual que los complementos textiles (cubrecama, cojines, cortinas).

El osito Winnie The Pooh es ideal para decorar un dormitorio de bebé. Ha de predominar el blanco, pues hemos de recordar que la decoración es unisex. Los tonos pastel dan tranquilidad y relax. Ese tema es muy práctico si estamos indecisos en el motivo a decorar.

Fuente: entre padres

También te puede interesar:  Amarillo, otro color de moda para decorar