Cuando preparamos la habitación del pequeño que esta en camino, tendemos a buscar todas las cosas en tonos rosados si es una chica o azul y amarillo si se trata de un chico.

También ocurre, que a medida que el pequeño crece se le adapta el mobiliario con los diseños y gustos del niño. Siempre que los padres se lo puedan permitir.

Hay un montón de elementos que nos pueden ayudar a preparar su habitación como su cuento favorito.

En la habitación pirata, se ha buscado un baúl que guarde sus juguetes, en vez de la convencional caja de plástico. Para la cama, han buscado un refuerzo en la estructura y la han convertido en una barca.

Conseguir la habitación de Batman de la imagen es sencillo, con unas maderas que imiten la forma del Batmóvil y colocando su escudo sobre la puerta del armario o un adhesivo, tendremos un efecto parecido al escondite de su héroe.

Para las bellas princesas también hay su decoración fácil y no tan fácil de conseguir. La estructura cama castillo sobre la cama es más difícil de construir uno mismo. Por eso simple se puede colocar un vinilo sobre la pared, que muestre el país de las maravillas con su castillo encantado y colgar sobre el cabecero una simple mosquitera.

Si la niña sueña con viajar a Paris y desayunar todos los días croissant, la opción de estos vinilos con la torre Eiffel, combinados con una estructura metálica de estilo vintage, transforma la habitación de una forma sutil y poco recargada.

Encontraréis más imágenes en DigsDigs. Con unas habitaciones así no es difícil soñar despierto.

También te puede interesar:  Los mejores colores para la habitación del bebé