Las habitaciones pequeñas están a la orden del día en nuestra sociedad actual y que sea una habitación de tamaño reducido no significa que tenga que ser una habitación incómoda o sin posibilidades ¡todo lo contrario! Las habitaciones pequeñas tienen oportunidades estupendas de decoración en cada rincón de las mismas, incluso a veces puede tener más oportunidades que una habitación grande, porque en las grandes al ser todo “más fácil” los detalles más importantes para aprovechar el espacio se dejan de lado.

En cambio cuando se decoran las habitaciones pequeñas, como el espacio es más reducido se intenta aprovechar al máximo pensando todas las posibilidades con mayor detenimiento para conseguir los mejores resultados.

Siempre he pensado que las habitaciones pequeñas tienen un encanto especial puesto que se puede conseguir que sean muy acogedoras, confortables, prácticas y sobre todo funcionales. ¿Por qué? Porque en una habitación pequeña se puede conseguir aprovechar el espacio con muebles funcionales, como por ejemplo camas que se esconden en armarios (camas abatibles), armarios empotrados, estanterías en las paredes… lo que importa es que los muebles sean funcionales y prácticos en su uso diario.

Fuente: www.archiproducts.com
Fuente: www.archiproducts.com

Así que antes de empezar a decorar tu estancia pequeña tendrás que preguntarte cómo puedes aprovechar cada rincón y cómo tener el máximo confort cada vez que estés dentro de la estancia. Es importante que no sobrecargues la habitación con muchos muebles y que los que haya sean únicamente los acertados.

Los sistemas de almacenamiento también son una buena idea, así que no dudes en utilizar cajas decorativas para quitar los tratos que puedas tener por medio y tenerlo todo ordenado y en su sitio.

También te puede interesar:  Rhapsody Beds: camas para dormir y jugar

Por supuesto en una habitación pequeña no podrás faltar los colores claros en las paredes para aportar luminosidad y sensación de amplitud, y si puedes potenciar la luz natural mucho mejor. Piensa qué necesitas y hazlo realidad en tu estancia pequeña.

¡Y no olvides poner mucho mimo en la decoración!