Si hay una cosa que me encanta, son los muebles para dos. Y es que me parecen de lo más originales, y tienen un estilo realmente peculiar. Este mueble es un ejemplo.

Se llama Tete a tete Rocker, es de Laurie Beckerman y es ideal para dos personas. Los asientos, a la vez que están unidos, están enfrentados, uno al lado del otro y mirándose, cara a cara. ¿Se puede pedir más? Lo cierto es que la idea es estupenda para poder hablar y conversar tranquilamente, ¡y sin tener que retorcer el cuello!

A mí la verdad es que me ha parecido una idea genial. ¿Te lo pondrías en casa?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Q-Couch, banco modular de Frederik Van Heereveld para Feek