Cuando hay una escalera en nuestra casa, muchas veces no sabemos qué colocar en el hueco que se forma bajo ésta. Muchas personas optan por colocar un aparador o simplemente algunas plantas para que no se vea fea la zona. Pero lo cierto es que es un rincón de la casa con muchísimas posibilidades si tienes ingenio y sabes aprovecharlo bien.

Por ejemplo, puedes montar un pequeño rincón de relax para leer, descansar o escuchar música poniendo una pequeña cama o sofá empotrado en ese hueco. Decorándolo con telas tipo oriental puede quedarte un hueco de lo más cuco. No te olvides de poner algunos focos en el falso techo del rincón para tener buena luz.

Si a pesar de tener dos plantas te quedas sin espacio, puedes aprovechar este sitio para montar un pequeño despacho o una mini oficina. O simplemente, poner un escritorio para que los niños hagan los deberes sin distracciones con la televisión o los juguetes. Si además, escoges estanterías o muebles que se acomplen a la forma del hueco, habrás aprovechado el espacio al cien por cien.

Y si todavía quieres apurar más, ¿por qué no pones el cuarto de baño ahí? Sí, como lo oyes. En esta foto puedes ver como es posible tener un mini aseo con el sanitario y un lavabo perfectamente habilitado por si necesitas un servicio en la planta de abajo y no existía. Todo es cuestión de buscar los huecos.

Si no, siempre puedes poner una alacena para guardar cosas. Harry Potter te lo agradecería.

También te puede interesar:  Chimenea teatral