Lo cierto es que hay muchas ideas muy originales que pueden ser todo un acierto a la hora de decorar en casa. En las tiendas se pueden conseguir detalles con mucho estilo, pero el problema es que a veces resultan algo caros o incluso poco originales. Por eso, merece la pena buscar un poco y encontrar ideas con estilo y personalidad, que tengan un toque diferente.

Para ello, el DIY es un gran aliado, puesto que con esta tendencia se pueden conseguir detalles muy originales y con un aire diferente al de cualquiera. Hoy me he encontrado con algo que me ha parecido de lo más interesante.

No es la primera vez que hablamos de la idea de hacer un macetero con una huevera, pero esta idea me ha gustado más, porque le aporta un toque más a la idea. Por un lado, el macetero-huevera está pintado en un color verde muy animado y alegre. Puede parecer algo sencillo, y en realidad lo es, puesto que simplemente se trata de pintar la huevera, pero como puedes apreciar, la diferencia en el resultado es bastante importante.

Por otro lado, otra de las cosas que me ha gustado es que se han elegido con cuidado las flores para colocar en la huevera, optando por un color que encaja con el verde a la perfección, aportando un toque de contraste: el fucsia. Además, otra de las cosas que me ha encantado es la bandeja de debajo de la huevera, que encaja a la perfección con el color de las flores.

Una de las cosas que más me gusta de esta idea es que demuestra cómo a veces, con pequeños detalles se pueden conseguir grandes resultados. ¿Qué te parece?

También te puede interesar:  Hazlo tu mismo: Mi propia taza de desayuno

Foto de Heimdino