Huevos de pascua muy molones

Estamos empezando la Semana Santa y los días de pascua nos esperan con grandes cosas divertidas por hacer. Una de las tradiciones que más se están incorporando en nuestro país. Cada vez hay más ideas para decorar huevos de Pascua, y desde luego nosotros no podíamos ser menos.

Aquí van algunas ideas para entretener a los más pequeños en estos días de vacaciones y decorar unos huevos de Pascua muy molones con su ayuda. Los huevos blancos son los que más me gustan, pero también podemos utilizar los morenos para algunos diseños.

Este diseño es el más divertido para mi gusto, y quizá más fácil para los niños. Se trata de comprar algunas cuerdas de colores y algo de cola de manualidades. Empiezas por la base del huevo y rodeándolo llegas hasta la punta.

  huevos de pascua decorados

Otra idea, esta vez más romántica y cursi, me encanta. Cocemos unos cuantos huevos y los dejamos reposar un día como mínimo en la nevera. Cuando los tengamos cogemos pegatinas plásticas en forma de círculo, de las infantiles de toda la vida y las pegamos bien al rededor del huevo, que queden bien adheridas. En un vaso ponemos agua hasta llenarlo en capacidad 3/4 del vaso y añadimos una cucharadita de vinagre y una o dos cucharaditas de colorante líquido alimentario, azul o del color que os guste.

huevos de pascua molones

Metemos el huevo en el vaso y esperamos un minuto, lo sacamos con ayuda de una cuchara y en el acto despegamos las pegatinas para que nos sean más fáciles de despegar. Y este proceso huevo tras huevo. Tendremos un conjunto monísimo para decorar nuestra mesa de Pascua.

También te puede interesar:  Decora tu hogar en Pascua

Hay otra técnica que todos conocemos muy bien y que se ha llevado muchísimo durante este año. Se trata del Decoupage. Para decorar los huevos con esta técnica solo necesitamos servilletas decoradas, unas tijeras, cola y agua y mucha paciencia y buena mano.

huevos de pascua decoupage

¿Qué os parecen estas pequeñas maravillas? Ya tenéis tres ideas para decorar huevos de Pascua. Seguro que ya teníais alguna escondida. ¿Nos la contáis?