Una de las cosas que más me gusta del diseño de interiores es la gran cantidad de ideas y opciones diferentes que se pueden poner en marcha para darle un toque diferente a la casa o también para conseguir objetivos más pragmáticos.

En este caso, he descubierto una idea muy original que es perfecta para una segunda residencia. Si tienes casa en la montaña, seguro que cuando llega el invierno se llena de gente y de amigos, y tienes que ubicarlos en el sofá, en las habitaciones de invitados… Precisamente para este tipo de ocasiones, la idea de la que vamos a hablar es perfecta.

Se trata de tener un rincón del salón con literas, por ejemplo, aprovechando una esquina con columna, el hueco de debajo de la escalera… Pero claro, no vas a tener las literas a la vista todos los días, así que lo mejor es taparlas con unas puertas en madera, una idea genial si tienes también el suelo y las ventanas de madera, ya que contribuirá a darle el toque rústico a la estancia.

En el interior puedes tener un par de literas, que seguro que resultan muy cómodas a tus huéspedes, que cuando vayan de visita, solo tendrán que abrir las puertas para encontrarse sus camas. Eso sí, ten en cuenta si vas a poner litera que la escalera para subir a la cama de arriba tiene que estar integrada y no sobresalir demasiado, para que al cerrar las puertas se quede dentro sin problemas.

También te puede interesar:  Una franja en verde para decorar

Sin duda, es una manera estupenda de aprovechar el espacio al máximo, con una idea práctica y original, perfecta para esconder las literas y no tener que renunciar a ellas.

Foto de Casa Sugar