De vez en cuando me gusta echar un vistazo a pisos decorados con ciertos estilos, porque vienen genial para apuntarse ideas para uno mismo. Y hoy, buscando algo para combinar en blanco y negro, me he encontrado con la decoración de este piso parisino que me ha encantado.

Vamos, es que no hay detalle que no me guste. ¿Qué te parece? La verdad es que se trata de un estilo basado en la simplicidad de líneas, sin complicaciones ni artificios, pero que da un resultado espectacular. No hay excesos en la decoración, solo algún detalle en otros tonos -un cuadro, unas sillas- que se convierten en protagonistas de la estancia.

Un detalle que me encanta: la escalera, con peldaños que salen directamente de la pared, sin barandilla y creando un efecto muy impactante.

¿Qué te parece? A mí la verdad es que me gusta absolutamente todo.

Vía| Ma decoration

También te puede interesar:  Original cabecero con piedras