Una de las fiestas que dan mayor juego decorativo es la noche de brujas (o Halloween, como lo quieras llamar). Una mezcla de las texturas y colores del otoño y de la divertida imaginería del cine de terror. He aquí un sencillo grupo de ideas para que des a tu casa el toque de brujas para que esté a tono con las hordas de niños que tocarán a tu puerta pidiendo caramelos y sustos.

Pacman fantamas

Para una pared en blanco, ¿qué te parece este lazo del que penden fantasmitas inspirados en e juego de Pacman? Original y sencillo, todo lo que tienes que hacer es dibujar las siluetas sobre cartón y recortarlos.

Frascos de caramelos

Las golosinas tienen un colorido que no puedes despreciar, y sólo necesitas frascos de cristal para aprovechar su luz y alegría. No tienes más que colocarlos en frascos de diferentes tamaños, totalmente transparentes.

Grupos de calabazas

Sin tocarlas, sin velas… Las calabazas con todas sus formas y tamaños, y colores, pueden ser un atractivo y sorprendente centro de mesa. Todo lo que tienes que hacer es reunirlas en arreglos y disponerlas por todos los rincones de tu casa. Un toque natural, fresco, y lleno de vida para esta fiesta de fantasmas y brujas.

 

También te puede interesar:  Decora tus calabazas para Halloween