En primer lugar tenemos que tener muy claro qué mobiliario es básico y cuál es secundario así, podremos repartir y distribuir el espacio entre ellos: cama, mesillas, armario,…

Por ejemplo, si queremos colocar una cama grande con unas dimensiones de 2,15 m x 2,15 m, y la habitación no es de grandes dimensiones, las mesillas de noches de pueden sustituir por uno o varios estantes. Otra idea bastante ventajosa es la colocación de armarios con puertas correderas, de esta manera ganaremos más espacio.

No nos tenemos que olvidar de que en los últimos tiempos el dormitorio principal se ha convertido en un área versátil y multifuncional, donde podemos escuchar música, leer, trabajar, desayunar,… además de servir para reponernos y descansar.

Estanter�as junto a la cama

Es por ello, por lo que, alrededor de la cama, podremos integrar otro tipo de mobiliario auxiliar: una mesita para el televisor, librerías, un módulo para colocar nuestro equipo de música, una mesa de trabajo y/o estudio. Además, si existe espacio suficiente, podríamos integrar un vestidor junto con un baño principal.

También te puede interesar:  Elementos vintage para decoración de dormitorios de matrimonio