Ideas para decorar dormitorios infantiles

Si vas a decorar dormitorios infantiles, debes saber que hay unas cuantas claves para que puedas sacarle el mayor partido a cada elemento. ¡Aquí tienes unas cuantas ideas!

Decorar dormitorios infantiles
Fuente: CatálogodeMuebles.es

Los dormitorios infantiles suelen renovarse con frecuencia, ya que deben adaptarse al crecimiento del niño y a sus nuevos hábitos, tanto de ocio como de estudio y descanso. Lo ideal es crear espacios que estimulen su creatividad e imaginación, que puedan concentrarse en el estudio y, además, puedan dormir a pierna suelta sin nada que estropee sus horas de sueño.

Decorar dormitorios infantiles es sencillo si sabes aplicar unas normas básicas y recoges unas cuantas ideas. Lo importante es adaptar cualquier elemento a tu hijo, así tendrá una habitación totalmente personalizada y se sentirá mucho más a gusto en ella. Eso hará también que le saque mucho más partido.

¿Cómo decorar dormitorios infantiles?

Es importante conocer los factores más importantes que has de tener en cuenta para poder decorar dormitorios infantiles con éxito. Estos son los que más te ayudarán a conseguir un ambiente perfecto:

1. Colores

Lo primero que hay que hacer es elegir los colores, y si el niño ya es mayor puede ayudarte para que sea todo de su gusto. Hay que tener en cuenta que el dormitorio será para descansar, jugar y estudiar, por lo que los colores han de ser acordes a estas actividades. Se deben crear pequeños espacios dentro de la misma estancia, pero no es necesario que sea cada uno de un color.

Decorar dormitorios infantiles
Fuente: dormitoriosdecorar.blogspot.com.es

Lo ideal es utilizar colores neutros, blancos o tonalidades pastel, ya que son perfectos para el descanso y el estudio. En la zona de juegos, si quieres, puedes utilizar un color un poco más llamativo, o bien colocar un vinilo decorativo con un diseño divertido que sea creativo y con los personajes favoritos del niño.

También te puede interesar:  Cómo pintar la habitación del bebé

2. Textiles

Lo siguiente será elegir todos los textiles, como la ropa de cama, cojines, cortinas, alfombras, etc. Lo ideal es que puedan seguir una misma línea pero que no sea todo igual, y son perfectos para aportar el colorido que no tendrán las paredes. Puedes colocar varias alfombras, ya que vendrá muy bien tener una al lado de la cama para cuando se levante y otra en la zona de juegos para no jugar directamente en el suelo, por ejemplo.

3. Accesorios

Hay pequeños detalles a los que no se le suele dar mucha importancia y que sí la tienen, ya que pueden dar un toque final perfecto al ambiente. Los pomos de los armarios pueden ser un complemento ideal, y si los eliges en un diseño similar al de la alfombra o las cortinas harán un conjunto genial.

4. Estilo

Decorar dormitorios infantiles
Fuente: Salvation Rus

Actualmente hay muchísimos estilos que puedes aplicar en cualquier estancia de la casa, y todos ellos encajan perfectamente si lo que quieres es decorar dormitorios infantiles. Los más utilizados son clásico, minimalista, romántico, moderno, vintage, rústico, industrial, bohemio y nórdico, pero hay muchos más. De hecho, puedes hacer tu propia combinación de estilos o personalizar cualquiera de ellos según los gustos del niño.

5. Paredes

Una idea muy divertida para las paredes de dormitorios infantiles es que la decoración de cada una de ellas sea diferente. Por ejemplo, en una puedes poner un vinilo, en otra pintura de pizarra, en otra cuadros o elementos decorativos… Hay un sinfín de posibilidades gracias a lo mucho que se ha ampliado el mercado de la decoración infantil en los últimos años.

También te puede interesar:  Decoración Zara Home Kids primavera 2014

6. Iluminación

La iluminación puede aportar un toque muy personal a la hora de decorar dormitorios infantiles, y en general cualquier espacio en el que la pongas. En este caso, hay lámparas perfectas para los más pequeños, con diseños de sus personajes favoritos o formas originales. De hecho, podéis incluso hacer la lámpara vosotros mismos para que sea mucho más especial.

7. La cama

La elección de una buena cama es indispensable para que el niño pueda descansar lo máximo posible durante todas las horas que esté en ella. Tanto si es un bebé como si ya tiene unos cuantos años, el colchón tiene que ser de calidad, y desde luego que merece la pena gastar un poco más y comprar uno que sea muy bueno, ya que además durará mucho tiempo.

En cuanto a la estructura de la cama, hoy en día puedes encontrar diseños realmente originales, como castillos, coches, árboles, etc. Si la habitación es pequeña, puedes optar por una cama alta, como si fuera una litera pero debajo en vez de otra cama poner la zona de estudio o de juegos.

8. Zona de estudio

Decorar dormitorios infantiles
Fuente: Pintatucasa.es

Una zona de estudio es recomendable desde que son muy pequeños, para que se vayan acostumbrando. Mi niña cumple dos años el mes que viene y desde hace un par de meses ya tiene su zona de estudio. Aunque lógicamente no la utiliza para estudiar, sí tiene una mesita con sillas en donde se sienta a pintar o mirar cuentos. Sin duda es una buena forma de que se habitúe a sentarse con tranquilidad para cuando empiece en el cole y tenga que hacer deberes y estudiar.

También te puede interesar:  Consejos para la organización de una habitación infantil

9. Zona de juego

La zona de juego no debe faltar a la hora de decorar dormitorios infantiles, ya que para los niños es importante tener su propia zona de ocio en su cuarto. Procura proporcionarle siempre los juguetes más adecuados según su edad, e ir retirando los que ya no lo sean para que no se acumulen con los que van llegando nuevos.

Debe haber lugar para el almacenaje, siendo además perfecto que el niño pueda acceder para así meter y sacar los juguetes cuando los necesite. Además, con esto se acostumbrará a recoger cada vez que termine, especialmente si haces de ello una tarea divertida en lugar de una obligación.

Como ves, con unas cuantas ideas podrás tener claro todo lo que necesitas para decorar la habitación de tu hijo de forma que le saques el mayor partido posible. ¿Tienes alguna idea para compartir con nuestros lectores?