Como vimos en el post anterior, el día de Pascua se acerca a nosotros y decorar la mesa para esta ocasión de una manera original resulta muy importante. Pero no solo la mesa resulta digna de ser decorada en esta ocasión, cada rincón es propicio para colocar un detalle que lo personalice e impregne de este espíritu pascual.

El símbolo representativo por excelencia de esta fecha tan especial, son los huevos de pascua. Por esto, decorar huevos con nuestras propias manos y colocarlos en varios rincones de la casa es la idea que te proponemos hoy.

Para comenzar lo primero que debes hacer es tomar los huevos de gallina y vaciarlos de la siguiente forma: toma una aguja y realiza un agujero muy pequeño en la base del huevo. Luego deberás vaciarlos, lavarlos con agua y dejarlos secar.

Una vez que tengas listos los huevos podrás comenzar con las siguientes ideas:

  • Huevos con purpurina: esta alternativa es muy delicada y fácil de realizar. Para esto toma un pincel y pegamento, mójalo y realiza los dibujos que tú desees en la superficie del huevo (las flores y los lunares son una idea muy bonita), luego espolvoréalos con purpurina la cantidad de veces que sea necesario hasta que se adhiera por completo.

  • Huevos símil mármol: esta técnica es muy sencilla y decorativa. Para comenzar prepara un bol por cada color e incorpórale una cucharada de aceite, una de vinagre una de colorante para alimentos y completa con la cantidad de agua tibia que resulte necesaria para cubrir el huevo. Una vez lista la mezcla mete el huevo hasta que tome color y sácalo cuando haya adquirido la tonalidad deseada. Seca el huevo con una servilleta de papel y pásalo por otro recipiente con otro color, así obtendrás el efecto mármol combinando diferentes colores. Déjalo secar y estará terminado.

Fuente: Bebesymas.

También te puede interesar:  Personaliza tus paredes con azulejos pintados (parte 1)