5 ideas para decorar la cuna de tu bebé y no fallar en el intento

La llegada de un nuevo miembro a cualquier familia, supone importantes cambios. El bebé lleva consigo mucha preparación y gastos que van desde la ropita hasta la silla de paseo, sin olvidarse de la cuna, donde pasará gran parte de su tiempo durante los primeros meses de su vida. Debido a esto, es importante elegir cunas de calidad que nos garanticen la mayor seguridad y confort para nuestro pequeño, aunque su elección no siempre es fácil debido a la gran cantidad de modelos diferentes que nos podemos encontrar en el mercado.

¿Cómo elegir la cuna adecuada para nuestras necesidades?

A la hora de elegir la cuna de nuestro bebé, lo primero que debemos tener en cuenta es que existen una gran variedad de opciones, tanto de presupuesto como de formas y tamaño. Como recomendación, es bueno evaluar las máximas posibles para tomar la mejor decisión de que cuna es la que más se adapta a tus necesidades y a las de tu pequeño.

A la hora de comprarla, es importante tener en cuenta el espacio del que dispondremos en el dormitorio para ser colocada. Sí que es importante que esta tenga el tamaño adecuado para que el pequeño pueda estar lo más cómodo posible. Se recomienda que tenga una anchura mínima de 60 cm y que sea al menos 20 cm más larga que el pequeño.

También te puede interesar:  El paso a paso de una habitación infantil a una adolescente

También es importante tener en cuenta la seguridad del niño. Para ello, es importante asegurarse que al menos dos de las ruedas tengan frenos para evitar deslizamientos inesperados. Los materiales que se hayan utilizado en su fabricación también son importantes, ya que estos no deben ser perjudiciales para la salud del bebé. Descarta aquellas que utilicen pinturas, lacas o barnices que contengan plomo u otros elementos tóxicos.

Por último, aseguraros de que cuente con un somier rígido y resistente, además de una altura lateral de unos 60 cm que proteja al pequeño de posibles caídas cuando empiece a ponerse de pie en ella.

Ideas para decorar la cuna del bebé

Una vez elegida la cuna, puede ser que quieras darle un toque diferente y decorarla de forma especial para tu pequeño. Si es este tu caso, las ideas que os dejamos a continuación os pueden ser de gran ayuda.

Uso de lazos

Se trata de un recurso que ofrece muchas posibilidades a la hora de decorar una cuna. Puedes atar algunos a los barrotes para dar un toque más especial, pero siempre sin abusar de ellos para no recargar la cuna.

Tul

Es un material perfecto para decorar una cuna, ya que además de ser muy bonitos pueden hacer la función de mosquitero, protegiendo así al bebé de picaduras de insectos, algo que resulta de gran utilidad los meses de verano.

Utilizar vinilos decorativos

Los vinilos se han convertido en nuestros grandes aliados a la hora de decorar cualquier parte del hogar, y la cuna no iba a ser menos. Puedes encontrar gran variedad de elementos infantiles que aportarán frescura a la cuna. Juega con los colores para elegir el que mejor se adapte a la de vuestra cuna.

También te puede interesar:  Protectores de pared para decoración infantil

Uso de fotos

A la hora de decorar la cuna, el uso de fotografías puede ayudarnos a darle un toque diferente y original. Podemos utilizar las primeras imágenes del pequeño para pegarlas en el cabecero o en la zona de los pies. Otra opción es crear una guirnalda con ellas a lo largo de uno de los laterales.

Utilizar otros elementos decorativos

A la hora de decorar una cuna, podemos hacer uso de infinidad de elementos, por ejemplo figuras o muñecos adecuadas para su edad.

Esperamos que estos consejos os ayuden a la hora de elegir la cuan para vuestro bebé y que la podáis decorar de forma muy especial para ellos.