Las paredes infantiles son una parte imprescindible de la decoración de la habitación de los niños porque además de tener en cuenta un color acertado se deben pensar formas para cambiar el aspecto de los dormitorios infantiles, la pintura es un gran aliado para conseguir resultados sorprendentes. Hoy quiero darte algunas ideas para decorar las paredes infantiles.

Pintar paisajes

Pintar paisajes infantiles es una opción muy adecuada porque si sabe acertar con el diseño la habitación puede tener un cambio radical y aportar además de bienestar a los niños a través de las paredes infantiles, también podrá ser una decoración divertida que acerque a los niños a la naturaleza.

Pintar animales

Siguiendo la línea de pintar paisajes, pintar animales también es una forma muy adecuada de que los niños imaginen divertidas historias y además se les potencie el amor y el respeto hacia los animales, algo muy necesario en nuestra sociedad actual.

pintar paredes
Fuente: 1001consejos.com

Pintar con temática

Otra idea estupenda es pintar las paredes infantiles siguiendo una temática en concreto. Por ejemplo si a tu hijo / a le gusta mucho la película de “Toy Story” ¿por qué no pintar las paredes con sus personajes preferidos? Seguro que la idea le encantará y disfrutará mucho mirando las paredes de su dormitorio.

Pintar liso

Cuando me refiero a pintar liso quiero decir que no se decora con dibujos ni con nada por el estilo. Únicamente se trataría de pintar las paredes con tonos lisos, pero eso sí si los niños pueden elegir los colores que más les gusta ¡mejor que mejor! Tu deber sería después combinarlos para encontrar el equilibrio y la armonía en las estancias.

También te puede interesar:  Espejos: las mejores ideas para tu casa

Con graffitis

Decorar las paredes de los niños (mejor de los adolescentes) con graffitis también puede ser una gran idea, pero deberás contar con un profesional.

¿Cuáles de todas estas formas de decorar las paredes infantiles con pinturas te gusta más?