Si tu salón es pequeño no es necesario que pongas los muebles de Barbie para que parezca más grande, basta con jugar con la percepción y utilizar un par de trucos para sacar el máximo partido a esta estancia. Hoy te traigo algunas ideas.

Vuelta a lo clásico

No hace falta que te compliques demasiado la cabeza. Basta con un par de sofás, una mesa auxiliar y algún complemento más para que tu salón parezca más amplio. El detalle son las cortinas. Cuélgalas lo más alto posible.

Salón pequeño

Televisión

Otra cosa que tienes que colgar es la televisión, ya que no solo ahorrarás espacio al eliminar un mueble, si no que aumentarás la sensación de orden al evitar que se vean todos los cables por ahí dispersos.

Sofás+ pared= espacio

Si se trata de una estancia estrecha, pega los sofás a las paredes para permitir un mayor espacio. Un truco bastante bueno para este tipo de decoración es combinar los  colores de los sofás con los de las paredes, ya que darán la sensación de camuflaje y permitirán que otros elementos del salón capturen toda la atención.

Minimalismo

El salón es un lugar de reunión y como tal, es muy fácil crear un rincón para ello. Todo lo que necesitas son un sofá, un par de sillas y una mesa. Mientras los invitados no tengan que encoger las piernas para no chocarse los unos con los otros puedes darte por feliz.

La chimenea manda

Si tu salón dispone de una chimenea es importante que esta sea el centro de atención y que el resto de los elementos se coloquen en función a ésta.

También te puede interesar:  Decorar el jardín con una bicicleta florida

Mezcla ambientes

Si tu casa es lo bastante pequeña como para necesitar combinar dos estancias, es importante que la unión se produzca desde la decoración, y es por ello que han de tener una decoración similar.

¿Qué te han parecido estas ideas?

Fuente: Idealista