Ideas para decorar tu salón y darle un toque moderno

Son muchas las personas que con el paso del tiempo deciden cambiar la decoración del salón de su hogar, ya sea porque les guste estar siempre a la última en tendencias o bien porque con el paso del tiempo se hayan cansado de ver siempre el mismo estilo. En los últimos años, el estilo moderno ha sido uno de los favoritos a la hora de cambiar la apariencia de esta parte de la casa. Se trata de un estilo donde el uso de muebles exclusivos, la luz natural o los colores neutros tienen mucha importancia. Si estáis pensando en cambiar la apariencia de vuestro salón, compartimos con vosotros algunas ideas para dotarlo de un estilo moderno.

Índice del artículo

Diseños elegantes, dejando un poco de lado la estética

A la hora de hablar de muebles para un estilo de decoración moderno, aquellos que cuentan con líneas rectas son los más utilizados, aunque esto no quiere decir que no se apueste por otro tipo de formas, sobretodo en elementos como sillas o sillones. Por ejemplo, se puede utilizar butacas de diseño cerca del sofá para aumentar la capacidad de asientos para las visitas. Si buscáis, os daréis cuenta que nos podemos encontrar diseños que van desde muy sencillos hasta otros con formas sorprendentes.

Una cosa sí que debemos tener en cuenta a la hora de comprar muebles para un salón moderno, es importante que cuente con un diseño elegante y, al ser posible, algo atrevido.

También te puede interesar:  Cómo elegir la mejor mesa de centro para el salón

Ganar espacio gracias a la luz

La luz es otro de los factores que toma gran importancia en una decoración moderna. Si conseguimos una mayor luz natural, es posible crear una sensación de mayor amplitud en el salón. Para ello, es importante dejar de lado las cortinas opacas o colocar cualquier elemento delante de las ventanas que resten luz.

Hay que tener en cuenta que la iluminación es clave para conseguir un ambiente acogedor y que genere bienestar. Por eso, si la luz natural es escasa en tu salón, intenta utilizar una luz artificial cálida, pero en ningún caso blanca y no limitarte solo a colocar focos en el techo. Intenta que existan varios puntos de luz en el salón. Para conseguir esto, se puede utilizar lámparas de pie o de mesa.

Uso de colores neutros y cálidos

En cualquier decoración, acertar con el color es fundamental para lograr el resultado deseado. En el caso de los salones modernos, es recomendable utilizar colores cálidos, como son los pasteles, el blanco o el beige. Otra cosa recomendable, es introducir elementos que aporten un toque de color, ya sean por medio de cojines, plantas naturales o bien una pared de diferente tonalidad. Lo que se busca con esto, es evitar caer en la monotonía.

No te olvides de los elementos vintage

Aunque pueda parecer un poco contradictorio, la inclusión de algún elemento de estilo vintage forma parte de los cánones que definen la decoración moderna. Claro está, tampoco hay que abusar de ellos. Un tocadiscos, una radio de aspecto antiguo o una mesa de escritorio inspirada en los años 60 pueden dar a nuestra decoración un toque muy especial.

También te puede interesar:  Mesa de centro multifunción

Uso de plantas y flores

Tampoco hay que olvidarse de los elementos naturales en la decoración, como pueden ser las plantas o las flores, que son perfectas para dar vida a cualquier parte de la casa. Además, también se encargan de aportar un toque de color y de frescura. No tienes más que colocar tu planta favorita en una maceta decorara a tu gusto, para conseguir un elemento decorativo muy personal. A todo esto, hay que sumarle que las plantas generan efectos muy positivos en el estado de ánimo de las personas, ayudando a reducir el estrés.

Además de las ideas que os hemos dejado a lo largo de nuestra publicación, ¿qué otras conocéis que funcionan muy bien para este tipo de estilo? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!