El baño es el gran olvidado de la casa: no sólo le destinamos el menor espacio, sino que las alternativas para amueblarle y decorarle son terriblemente limitados. Sin embargo, no hay que resignarse: el baño, como todo los espacios de la casa, tiene todo un potencial decorativo para explotar. Todo está en ponerse manos a la obra. He aquí algunas ideas para sacar el mayor partido de tu baño.


1. Baño pequeño, espacio monocromático
Dependiendo de la cantidad de luz natural que tu baño recibe, un solo color es suficiente, y le hace ver más grande y largo. Todo está en saber combinar diferentes tonos del mismo color. La mejor manera de hacerlo es usarlo en diferentes superficies (mobiliario, telas, complementos…), pues su nivel de rugosidad dará diferentes matices al color, y creará un conjunto armónico y relajante.

2. Elige mobiliario pequeño
Aunque es una vieja necesidad, los constructores de muebles para baños comenzaron a producirlos en diferentes tamaños hasta hace un par de años. Tu mejor alternativa, sin duda, es elegir los modelos más breves. Si tu baño es pequeño y cuentas con muebles grandes, considera el cambiar la bañera por una ducha, o ese gran inódoro de cisterna gigante por uno de bajo consumo. Notarás el cambio.

Continúa…

Fuente | Freshome

También te puede interesar:  Un baño en blanco no tiene por qué ser soso