3. La iluminación acorde con cada función
El baño es un espacio en donde se realizan una gran cantidad y variedad de actividades. Desde el aseo hasta el maquillaje y la vestimenta. Cada una de estas acciones requiere de una iluminación acorde, que facilite y haga más segura la vida en el baño.

La mejor alternativa para un baño pequeño es usar un regulador
que aumente o disminuya la intensidad de la luz. Además de que estosm aditamentos significan un notable ahorro en la factura mensual.

4. Usa el espacio arriba de la puerta para almacenar
Por regla general, los baños dejan espacios desperdiciados sobre la puerta. Se trata de un sitio que puede cumplir la función de almacén para toallas y objetos. La solución, para evitar aglomeraciones, es colocar repisas, ligeras pero resistentes.

5. Separa la ducha con cerramientos de cristal

Ganarás en higiene y te facilitará la limpieza. Elige el cristal, pues de ese modo se elimina e riesgo de que al estar dividido, el baño se vea más pequeño. Si quieres privacidad, usa cristal esmerilado, que no obstaculiza el paso de la luz.

Fuente | Freshome

También te puede interesar:  Cómo tener la ducha perfecta en tu hogar