No todas las camas vienen con cabezales o cabeceras, pero visto que este simple detalle en muchas ocasiones queda muy decorativo, en caso de que no lo tengas, fácilmente puedes añadírselo a tu cama a través de algunos trucos decorativos, con la ventaja de que además podrás cambiar y rediseñarlo cuando gustes, obteniendo así una cama personalizada y siempre a la moda.

Nuestra primera idea se basa en el uso de pintura de pizarra, con la cual podrás pintar el espacio de la pared que da sobe la cabecera de la cama, y, una vez seca, podrás dibujar sobre ella, con ayuda de algún crayón, el diseño de cabezal que más te guste. Además de quedar muy bonita y decorativa, esta idea te permite cambiar tu cabezal cada vez que quieras, ya que simplemente debes borrar el dibujo que hayas hecho sobre la pizarra, y sustituirlo por uno nuevo. 

Ideas para diseñar tu propio cabezal de cama

Los vinilos son la otra gran opción a la hora de decorar las paredes de cualquier habitación, y para el caso de los dormitorios, podrás encontrarte con los diseños más bonitos y originales para colocar como cabezales de la cama, existiendo la posibilidad además de diseñar o personalizar tu propio vinilo, ya que muchas tiendas cuentan con este servicio.

Ideas para diseñar tu propio cabezal de cama

Otra opción es utilizar washi tape, las cada vez más famosas cintas adhesivas japonesas, que vienen con muy bonitas decoraciones, y que resultan ideales para formar diseños geométricos sobre la pared que a la que da la cabecera de la cama. Puede ser desde un simple rectángulo, como vez en la fotografía, hasta un diseño más elaborado.

También te puede interesar:  Oculta el inodoro y el bidet con G-Full

Ideas para diseñar tu propio cabezal de cama

Finalmente, también puedes optar por pintar el espacio de la pared inmediato a la cama, y decorarlo con algún motivo bonito, como en el caso de este trozo de pared pintado en turquesa, con el diseño de unas ramas vegetales en amarillo.

Ideas para diseñar tu propio cabezal de cama