Cuando los espacios son pequeños debemos recurrir a ciertos trucos e ideas que nos permitirán aprovechar cada metro cuadrado al máximo. Es por eso que en esta ocasión hemos traído para ti una propuesta más que sorprendente, que consiste en crear una oficina dentro del armario.


A simple vista puede parecer una idea algo extraña, pero si tú también tienes uno de tus armarios en desuso y apto para esta tarea puedes ponerla en práctica y verificar que se trata de una excelente idea.

Para esta tarea necesitarás un escritorio y una silla capaces de adaptarse al espacio de nuestro armario. Luego podrás usar las puertas y los estantes que se encuentran en él para almacenar libros, papeles y otros accesorios de una manera muy práctica.

Por último deberás colocar una luz en el interior que te permita trabajar cómodamente; y algún que otro elemento decorativo, como una delicada alfombra, para hacer de este espacio uno mucho más personalizado y acogedor.

Imagen: Decoración.In.

También te puede interesar:  Decoración con cuadros, crea ambientes únicos