Ideas para iluminación del dormitorio

El dormitorio es para descansar, relajarse y olvidarse de la rutina. También es para ponerse romántico, que todo hay que decirlo. Cuando nos decidimos por la decoración del dormitorio, le damos poca importancia a la iluminación, y no nos concentramos en qué clase de iluminación necesitamos para este ambiente. Y nos vemos eligiendo lámparas que se verían bien en el salón pero que no responden a las necesidades de iluminación del dormitorio.

iluminación_de_un_dormitorio

Hay que elegir buena iluminación pero hay que tener en cuenta, lo que necesitamos. Si eres de  los que leen en la cama o consultan el correo y aún contestan alguna correspondencia, sin duda necesitarás luz. Aprovecha las lámparas de mesa que tienen brazos extensibles, porque podrás moverlas hacia donde deseas iluminar y no tendrás que iluminar toda la habitación. El dormitorio deberá tener eso sí, suficientes ventanales para que se llene de luz durante el día, pero por la noche, la luz artificial es imprescindible.

Debemos elegir iluminación indirecta o baja para el dormitorio, es decir lámparas de baja intensidad que aparecen semiocultas en la decoración, esto es una forma de decorar el dormitorio e iluminarlo con mucha originalidad. Y a la vez promueve un efecto de relax y comodidad que ya sabes, es imprescindible en el dormitorio. La luz tenue invita al descanso, a relajarte.

Hoy te traemos buenas ideas para iluminar el dormitorio y de esta manera, aprovecharlas en la decoración del dormitorio. Siempre la luz debe ser blanca que pueda aprovechar el rebote del color de la pintura. Suele verse bien y siempre se adapta a los colores que elegimos para el dormitorio. Que tu dormitorio sea uno de los ambientes más atractivos de la casa.

También te puede interesar:  Decorar con paredes tridimensionales de Serastone

Las tonalidades de color pastel en la pared, son las que más contribuyen al efecto que queremos lograr con la luz tenue en el dormitorio, así que aplícate a lograr un color y lámparas que favorezca un atmósfera acogedora.