Ideas para los centros decorativos

0
158

Como sabemos, uno de los complementos que mejor resultado da para resaltar un rincón o un mueble es un centro. Pueden situarse en la mesa, pero también en el vestíbulo, en un estante vacío y visible, en un rincón de la habitación. Los centros pueden estar introducidos en un recipiente que puede ser de diversos materiales: de mimbre, de madera, de metal, de vidrio, etc. También pueden ir sobre un soporte más simple como una pequeña estera de mimbre o bambú, una lámina de metal, algún tejido bonito… Hay varias opciones para los centros decorativos. Podemos optar constituirlo de elementos naturales caducos o perennes, o artificiales.

Centro decorativo

Los elementos naturales como las flores, las frutas, piedras, etc. Constituyen los elementos más recurrentes. Ten en cuenta la caducidad del centro y el tiempo de que dispongas para cuidarlo. Es importante que siempre esté fresco. Para los centros del salón puedes escoger flores y pétalos que además desprendan un aroma agradable. Combinándolos con velas flotantes y piedras puedes conseguir efectos muy vistosos. Una idea elegante para una cena romántica es introducir arándanos o moras en un recipiente de cristal con agua y una vela flotante, lo que producirá un ambiente agradable y sensual. Si no quieres cambiar tan a menudo el centro puedes optar por las flores y frutos secos. Si te animas, en una de tus escapadas al campo o un parque de tu ciudad, puedes recoger elementos con los que podrás confeccionar un llamativo centro como piñas, hojas secas, corteza de árbol, pequeñas ramas… Puedes utilizar piedras de algún color o minerales para que resalte con los tonos marrones, ocres y dorados de la composición. También es posible comprar flores artesanales de papel o hacerlas tú misma si te gustan las manualidades. Conseguirás fácilmente un bonito centro perfecto para esta estación.

Para la cocina se puede optar por decorar y almacenar al tiempo, a través de frascos transparentes donde colocaremos frutos y especias. El baño es otro de los habitáculos que no sólo admite, sino que gana mucho con el detalle de un centro decorativo. Recuerda que puedes aprovechar el centro para incluir alguna esencia y aportar algún aroma adecuado a la habitación: puedes disolver una esencia o aceite en el agua, optar por bolas de madera con olores o utilizar especias. Has fijarte que los olores sean suaves y adecuados, que concuerden con los usos de la estancia, sobretodo si se trata de un centro que se situará en la cocina o el comedor.

Dejar respuesta