Reciclar una maleta puede ayudarte a dar solución a muchos rincones de tu hogar. En general las maletas son artículos que me encantan, sobre todo si son antiguas. Lo que pasa que a la hora de pintarlas, me gusta conservar su antigua forma… por lo que una restauración no vendría nada mal.

Pero siempre puedes reciclar una maleta y pintarla como quieras. En un color claro, como el blanco, quedan preciosas y pega con todo. Reciclar una maleta es fácil, además tienes miles de proyectos a elegir.

maleta
Fuente: | Tico| tmf photography.

Una buena idea que se me ocurre es realizar una cama para mascotas. Las maletas me parecen estupendas herramientas para ello. Estos artículos, grandes o pequeños, tienen en su interior un estupendo espacio donde poner un cómodo colchón o almohadón y una mantita para el invierno. Además en las zonas de los bolsillos puedes poner algunos juguetes favoritos de tu mascota.

Es una idea añadirles patas, las hay preciosas y también puedes pintarlas. Así elevarás la maleta y podrás limpiarla mejor. Incluso si le añades unas ruedas, aunque no sean grandes, será más fácil mover la cama y cambiar su ubicación o limpiar debajo.

maleta
Fuente: Tori Siegel

Es otra estupenda idea utilizarlas como mesas auxiliares. Además de ser de lo más decorativas y curiosas, puedes usarlas en el salón o bien como mesas de noche para el dormitorio. Además en su interior puedes guardar algunas cosas como libros, revistas o lo que quieras meter.

Si son grandes, es una idea utilizar las maletas como bancos. Añade unas patas y luego forra la parte superior donde puedes añadir un colchón fino que sirva de asiento. Esta parte es opcional, ya que la puedes dejar como está. Luego, dentro, mete mantas, almohadas, ropa de cama y lo que quepa.

También te puede interesar:  Reciclar una vieja puerta para una silla nueva

¿Qué te parece? ¿Qué más ideas se te ocurren?