Renovar las puertas de casa puede ser más económico de lo que piensas. Si no puedes comprar una puerta nueva o bien, quieres ahorrarte el coste de una… siempre puedes renovar las que tienes ¿qué te parece?

Seguro que ya se te vienen muchas ideas para renovar las puertas de tu casa. Si no te hace falta cambiar las puertas, pero te apetece dar un aire nuevo a tus espacios, intenta tener en cuenta algunas de estas opciones decorativas ¿qué más ideas se te ocurren?

puerta
Fuente: Marianne Perdomo

Para renovar las puertas, es indispensable que primero te fijes en qué estado están. A veces puede que tengas que repararla, antes de cambiarla. Si no sabes, puedes llamar a un especialista. Pero simplemente con lijar un poco la primera capa de la puerta, por delante, por detrás y los cantos basta.

Además de alisar la puerta, deberás rellenar las grietas que tenga con una masilla especial, las hay de poliéster. Además fíjate en los herrajes y picaportes. Fíjate si están muy viejos y tienes que renovarlos.

Un detalle que puedes cambiar es el marco de la puerta. Puedes pintarlo y/o realizar un bonito dibujo. También puedes fijar algunos elementos como piedras, así dará un toque más que rústico.

Cambiar el picaporte de la puerta, de por sí, dará un toque realmente nuevo. Parecerá otra puerta. Estos picaportes los hay de muchos estilos y a precio económicos. Busca el que más te convenga.

Otra gran idea es pintar la puerta entera, con una pintura adecuada para el tipo de material con el que quieras trabajar. Si es de madera, aplica antes una imprimación. Sigue las instrucciones del fabricante. Después aplica la pintura del color que quieras. Según lo que cubra puedes dar más de una capa, pero siempre respeta las horas de secado entre ellas.

También te puede interesar:  Cómo amortiguar los portazos

Stickeres, dibujos a mano alzada, fijar objetos como piedras, añadir espejos… la verdad es que hay muchas formas de renovar una puerta, sin tener que cambiarla. ¿Qué más ideas se te ocurren?