En ocasiones cuando terminamos de pintar notamos que nos ha sobrado pintura, afortunadamente existen algunas pautas que podrás tener en cuenta para reutilizarla tiempo más tarde.

Pintura que ha sobrado

Reutilizar la pintura
Fuente: Anita

Uno de los problemas más habituales que encontramos cuando terminamos de pintar es que nos ha sobrado material, puede pasarnos que hemos calculado mal las cantidades o que cambiamos de opinión respecto al color a mitad del trabajo.

Todos sabemos que puede ser complicado cuantificar la cantidad de pintura de un bote, o si vamos a dar dos o tres manos de pintura, por eso es bastante frecuente que luego de haber terminado el trabajo notemos que nos ha sobrado una buena cantidad de pintura.

Si bien existen algunas personas que prefieren tirarla a la basura esta no es la mejor opción ya que se estaría contaminando el medio ambiente y estaríamos derrochando una importante cantidad de dinero. Afortunadamente existen algunas ideas que te permitirán reutilizarla.

Reutilización de la pintura

Reutilizar la pintura
Fuente: Julia Matos

Quizás no tengas pensado volver a usar la pintura de manera inmediata, sino que podrán pasar unos cuantos meses o años antes de volver a pintar con el mismo tono. O bien la llevas a algún dentro de reciclado de pintura, en donde se ocupan de realizar el proceso para que el material pueda volver a usarse o puedes realizar tú mismo un proceso para que puedas usarla sin ningún problema.

También te puede interesar:  Puertas de entrada de colores

Tal vez no vayas a reutilizar la pintura de inmediato. Si dejas pasar unos años antes de volver a usarla tienes varias maneras de reutilizarla. En estos casos podrás llevarla a un centro de reciclado de pintura, donde se encargarán de todo el proceso para que el material pueda volver a usar o puedes seguir tú mismo un sencillo proceso para reutilizarla.

Un punto muy importante que debemos recordar es que los botes de pintura, al dejar de usarse, deberán estar muy bien cerrados. En el momento en que vayas a usar la pintura la misma deberá estar bien conservada, a pesar del paso de los años. La lata deberá mantenerse boca abajo, bien cerrada y envuelta con papel film o plástico.

Cuando hayas verificado que la lata se encuentre en perfecto estado deberás tomarla y agitarla bien fuerte, después podrás abrirla. De esta forma habrás mezclado todos los componentes de la pintura para que parezca recién comprada. Puede darse el caso que después de agitarla notes que la pintura no se encuentre totalmente líquida, notarás que se ha formado algunos grumos en ella, si esto sucede tendrás que colarla usando una herramienta especial para pintura y así quitar todos esos grumos que pueden estropear un buen trabajo.

Reciclar la pintura

Reutilizar la pintura
Fuente: Casa Fora

Si tienes algunas dudas acerca de qué hacer con las pinturas viejas podrás reciclarla. Para realizar esto solo bastará que abras el pote de pintura y la expongas al sol. Cuando este bien seca podrás tirar el bote a la basura sin problema. Recuerda no tirarlo con la pintura líquida.

Cómo reciclar pintura látex a base de agua

Para reciclar este tipo de pintura podrás llevarla al centro de acopio que acepte reciclaje y reutilización de pinturas. Ten presente que una vez que la pintura esté seca no dañará el medio ambiente. Para que se seque, como te dijimos anteriormente, bastará con abrir la lata y dejar al sol. Si buscas acelerar el proceso mezcla con aserrín o con piedras sanitarias.

También te puede interesar:  Consejos para colocar una celosía

Otra buena medida es, simplemente, donar la pintura que te sobra. Seguramente a algún vecino, familiar, amigo o grupo comunitario tu pintura le servirá de mucho.

Selección adecuada de pintura

En ocasiones notamos que nos sobra pintura porque en la mitad de la tarea, o antes de comenzar a pintar notamos que los colores que hemos elegido no nos gustan o no quedan bien en nuestra vivienda. Para evitar este desperdicio de pintura te aconsejamos que evalúes de antemano el color que vas a usar.

Cuando vayamos a establecer los colores deberás tener en cuenta que los colores llegan a influir en nuestras emociones, además no todos los colores quedan bien con los estilos y la decoración en general. Deberás escoger una propuesta cromática de manera adecuada para cada uno de los rincones de la casa, para una buena elección debes pensar en el tamaño de la estancia, la forma y la disposición de las habitaciones, también deberás pensar acerca del resto del estilo decorativo que quieres alcanzar.

Ten presente que los colores oscuros generan que las habitaciones parezcan más pequeñas. Los colores más claros y luminosos ayudan a dar una sensación de amplitud. Tampoco deberás olvidar combinar los colores de las paredes con los techos, con los muebles y con otros artículos decorativos que quieres usar, los textiles. Recuerda siempre que la decoración es un todo, que se compone de muchos detalles.