El edredón es una de las prendas de cama favoritas de muchas personas, gracias a ellos podremos dormir de forma confortable, pero en ocasiones suelen mancharse, no sólo con el uso diario sino con un sabroso desayuno que tomamos en la cama o porque nuestra mascota se subió sin autorización. Hoy te daremos algunas pautas para el lavado del edredón.

En estos casos deberemos lavarlo, si bien existe la posibilidad de llevarlo a una lavandería al hacerlo en casa nos ahorraremos una buena cantidad de dinero. En este artículo te daremos algunas ideas prácticas.

Lavado del edredon
Fuente: Fernando Arroyo

Si tienes que lavar tu edredón de plumas nada mejor que secarlo en tu máquina con pelotas de tenis. Así podrás continuar usándolos sin que se hayan estropeado en lo más mínimo.

Lo primero que debemos saber el material con el que está confeccionado nuestro edredón ya que algunos son de plumas y otros acrílicos. Los acrílicos no necesitan muchos cuidados para el lavado, de hecho se pueden usar con algún programa normal, lo mismo sucede con el secado, que se puede hacer al aire libre o con la secadora. En estos casos la ropa de cama no sufrirá ningún problema y estará como nueva en sólo un par de horas. El problema surge cuando el edredón es de plumas o plumón.

No existe nada malo con lavar un edredón de plumas pero debemos leer su etiqueta y seguir las indicaciones al pie de la letra. Lo mejor será lavarlo con un programa de agua fría y con un programa para prendas delicadas.

También te puede interesar:  Decoración de dormitorios otoño invierno 2014 Zara Home

El problema puede aparecer en el momento de secarlo. Cuando se secan las plumas pueden llegar a aglutinarse y eso genera que perderá su forma y su textura, para hacerlo es imprescindible hacerlo en una secadora.

Los expertos aconsejan colocar un par de pelotas de tenis. Las pelotas provocaran continuos golpes que permitirán quitar la humedad y que no se peguen las plumas. Además de generar que las plumas se vayan distribuyendo a lo largo del edredón.