IKEA ayuda a que los hogares sean cada vez más sostenibles

Todo el mundo conoce IKEA por sus famosas tiendas de muebles y elementos de todo tipo. Pero además de esto, esta empresa, también busca contribuir en los hogares para hacerlos cada vez más sostenibles. Uno de los aspectos situados en el punto de mira de la compañía es el desperdicio de alimentos. Según la Organización Nacional de las Naciones Unidas para la Alimentación, al año se tira a la basura 1.300 millones de toneladas de comida.

Según estudios, el principal motivo para tirar la comida es la mala conservación de los alimentos frescos que se compran o una vez cocinados. Otro aspecto importante es el reciclaje, siendo la falta de espacio la principal barrera para ello.

En este contexto, la compañía está compartiendo consejos e ideas para inspirar y facilitar a los clientes, y a la sociedad en general, vivir una vida más sostenible y saludable en el hogar. Se trata de recomendaciones sobre cómo conservar y almacenar de forma adecuada los alimentos ya sean cocinados o frescos, aprovechar las sobras para realizar nuevos platos y reciclar mejor en el hogar con contenedores adaptados a las necesidades del espacio.

Tips para conseguir hogares más sostenibles

  1. Haz lista de la compra para evitar adquirir productos que ya tenemos en casa o que no necesitamos.
  2. En vez de realizar una gran compra al mes, es aconsejable comprar varias compras a la semana, según vayamos necesitando los ingredientes. De esta forma evitaremos que se estropee tanta comida.
  3. Para organizar mejor los productos secos, al llegar a casa es recomendable sacar los alimentos de los embalajes y guardarlos en botes de cristal.
  4. Prepara la comida para toda la semana y guarda las sobras en el congelador para más adelante.
  5. Las tarteras y recipientes para guardar la comida son una buena manera de mantener frescos los alimentos para que duren más y en buenas condiciones.
  6. No olvidar etiquetar lo que hay en cada recipiente. De esta forma sabremos lo que se guarda en ellos. Poner la fecha para evitar que se ponga malo.
  7. Combina las sobras y crea nuevas recetas. Aun cuando no tengas sobras suficientes para una ración entera, puedes utilizarlas: corta en trozos muy finos tus restos de carne, frutas y verduras, y utilízalos como aderezos para sopas y ensaladas.
  8. Usa recipientes pequeños en la mesa para que nos sirvamos menos comida. En el caso de querer repetir, que lo hagan sin problema. Si utilizamos platos y boles grandes, lo más habitual es servirse más cantidad de comida que en muchos casos no se podrá acabar.
  9. Otro paso fundamental para el respeto y cuidado del medio ambiente es el reciclado. Lo ideal es disponer de un cubo para cada tipo de reciclaje: los más grandes estarán destinados a los envases o las botellas, mientras que los pequeños se queden destinados a lo menos común o a las sobras de orgánico.
  10. Si solo tienes hueco para un único cubo, utiliza separadores dentro de él para crear diferentes espacio para el reciclaje.
También te puede interesar:  Personaliza tus muebles