Iluminación y diseño

0
56

La luz es fundamental en nuestras vidas. Está demostrado que la luz influye en el estado de ánimo y que una mala iluminación favorece la apatía, el cansancio, el estrés e incluso la depresión. No hay que olvidar la sensación de retraimiento y las ganas de “estar en casa” que se experimentan ante las pocas horas de luz solar del invierno. Tanto en tu entorno de trabajo como en tu hogar, es fundamental que la iluminación esté cuidada.

Cada entorno y espacio, requerirá de una iluminación específica que primeramente tendrá una utilidad práctica: una foco de luz directa o atenuada sobre el espejo de la entrada, hacia el armario, en el sillón donde lees, hacia la bañera, sobre la encimera de la cocina, sobre la zona de planchado, etc. Debes explotar las posibilidades estéticas y decorativas que te aporta la luz a la hora de crear espacios. Puedes cambiar totalmente el ambiente de un local aprovechando la iluminación. Pensemos en el efecto sobre nuestra imaginación de una cena con velas o lo insoportable de un fluorescente que parpadea, por ejemplo.

Lámparas de diseño

El diseño actual nos proporciona soluciones a nuestra medida. Olvidémonos de iluminar sólo con lámparas de techo y optemos por destacar los espacios. Las lámparas se convierten en elemento de tendencia, y forman parte del diseño, cobrando protagonismo. Atrévete con las nuevas formas y da un aire de claridad y renovación a tu casa. Aprovecha la luz: tú y los tuyos viviréis en un entorno mucho más agradable y saludable, que fomentará los buenos momentos. Cambia, no solamente esa bombilla, sino la iluminación de la estancia, y vete preparándote para el invierno.

Dejar respuesta