No sucede siempre, hay en ocasiones que se acercan aunque lo normal es que no lo sean. Y es que una ha visto mucho, y mucho repetido o basado en, o ideas locas, sin sentido, ni estética, ni comodidad. Pero cuando encuentras uno, que decir… Tienen fuerza, armonía, te crece un deseo de posesión, su diseño te mece en la sensación, casi de vértigo, del placer de la contemplación. Y sólo es un sillón pero ¡qué bonito!.¡qué original! ¡qué maravilla! yo le he llamado toro, por la cornamenta y el color, pero ellos le han llamado Imola. Y es cierto, ¡mola!

Es un diseño design.

Mury , un beso

También te puede interesar:  Decorar con libros pequeños rincones de la casa