A la hora de decorar nuestro hogar podemos optar por tres grandes alternativas: estampados florales, superficies lisas, o estampados con rayas.


Las rayas suelen convertirse en una propuesta muy atrevida, repleta de vida y dinamismo, y pueden incorporarse a nuestro hogar tanto vertical como horizontalmente.

Pero esto no es todo, la variedad de alternativas, a la hora de escoger este tipo de estampado son realmente variadas, puedes optar por rayas de diferentes grosores e innumerables combinaciones de colores, lo que lo convierte en una alternativa sumamente personalizada.

Las rayas pueden incorporarse a nuestro hogar de diferentes maneras, entre las cuales te proponemos las siguientes:


Paredes: se trata de una excelente alternativa que deberás combinar con muebles, tapizados y textiles lisos para evitar un espacio recargado.


Alfombras: resulta una gran idea combinarlas con almohadones haciendo juego, logrando mayor homogeneidad en la decoración.


Ropa de cama: es una alternativa muy eficiente, ya que si nos cansamos de este estampado podemos renovarlo fácil y rápidamente.


Elementos decorativos:
por último puedes optar por todo tipo de detalles o accesorios que contengan rayas para decorar tu hogar.

También te puede interesar:  Decorar una pared como mural