Crea dinamismo y una ilusión de movimiento integrando el arte en la decoración de paredes de tu hogar. Si estás cansado de la típica decoración simple y tradicional, haz que tus paredes cobren vida integrando un diseño integral que aporte diferencia.

Crea una pared única pintando una obra de arte en ella. Hay muchas maneras de hacerlo, y muchos optan por pintarla parcialmente y otros totalmente. Si eres amante de la pintura y tienes técnica, puedes pintar tú mismo las paredes de tu casa de esta manera. Si no, puedes pedir a una persona especializada que las pinte, personalizándolas a tu gusto.

Además este tipo de decoración es ideal tanto para potenciar paredes altas como para paredes bajas, pero hay que tener cuidado y elegir muy bien el diseño para cada una, ya que no todos los diseños quedan bien en todas.

Como podéis observar en la imagen inferior, se ha aprovechado una pared de largas dimensiones para pintar en ella las vistas de una urbe. Los altos edificios se han podido representar de una manera muy realista en ella, y se crea la ilusión de que estamos viéndolos desde un gran ventanal.

 

Fuente: buzzfeed.com
Fuente: buzzfeed.com

Las paredes pintadas de esta manera integran las obras de arte en el espacio en el que se encuentren, y puedes llegar a crear en las habitaciones una ambientación prefijada por la misma obra de arte.  Si quieres darle un toque de aire fresco al ambiente, a una habitación en una cuidad, pinta una pared con motivos de la naturaleza, y esto contribuirá a alejarte del estrés de la cuidad y te dará tranquilidad, invitándote a la relajación.

También te puede interesar:  Decoración de salón con acento floral

Si por el contrario tienes una casa antigua quieres aprovechar su decoración, de perfiles clásicos, potencia su look con diseños que recuerden a las grandes pinturas de la antigüedad.

Si recurres a este tipo de decoración de paredes ¡seguro que acertarás!