¿Estás cansado de ir dejando el móvil por todos los enchufes de la casa mientras lo cargas? Seguro que más de una vez se te ha olvidado dónde lo has puesto y no había manera de encontrarlo. Y te has dado un susto hasta que has dado con el enchufe en el que estaba conectado. Pues con esta idea que te traigo hoy, además de cargar el móvil tendrás una decoración moderna y súper elegante. ¿Quieres verlo?

Este espejo tan moderno es un cargador para iPhone o iPod. Y queda muy bien, porque sólo tienes que abrir la bandeja inferior y puedes conectar ahí directamente tu aparato. Así siempre sabrás dónde lo has colocado. En realidad, este espejo no tiene nada de ciencia: dentro de la parte inferior tiene un cargador camuflado, con lo que no tendrás que preocuparte de buscar el tuyo y colocarlo ahí porque viene integrado. Y por si esto fuera poco, también tiene una luz que puede servirte como una lámpara tenue si vas por la noche al baño y no quieres encender las luces del techo. Vamos, que lo tiene todo.

Y encima, es un diseño elegante, y muy práctico que puedes poner en cualquier parte de la casa. Aunque en principio parece ideal para el baño, en el salón o en el dormitorio también puede quedar muy bien. Y es que como ves en la fotos, es un diseño lleno de elegancia con unas formas redondeadas que le dan un toque minimalista bastante curioso.

También te puede interesar:  Simon Carver, un decorador del que aprender