Isolée, una vivienda prefabricada y autosuficiente

Muchas veces, aunque encontremos el sitio perfecto para levantar nuestro hogar, y pese a que dispongamos de un presupuesto holgado, definitivamente hay sitios en lo que, por más bonitos que sean, no resultan recomendables para construir una casa. Y esto se debe nada más ni nada menos que al confort, pues cualquier hogar que se precie de tal necesita una determinada cantidad de servicios, que no siempre llegan a todos los rincones de un lugar.

Pero si bien esto ha sido un problema para muchos románticos que sueñan con construir su morada en los parajes más bellos y desolados, talvez no resulte tan imposible con el nuevo sistema que propone Isolée.

Proyectada por el estudio TJEP, Isolée se trata de una casa prefabricada y autosuficiente, lo que permite que pueda ser montada en cualquier lugar que escojas, sin importar la disponibilidad de servicios, y ni siquiera el tipo de terreno, pues al tratarse de una estructura que basa sus cimientos en cuatro postes de apoyo, los mismos pueden adaptarse a todo tipo de terrenos.

Isolée, una vivienda prefabricada y autosuficiente

Construida con materiales muy ligeros pero sólidos, la casa Isolée cuenta con un sistema de paneles solares fotovoltaicos que constituyen su principal fuente de energía, los cuales van colocados en el techo y permiten una mayor absorción de energía solar, debido a su capacidad de girar en busca del sol, cual si fueran girasoles.

Aunque uno de los aspectos menos favorecedores de este proyecto es su estructura, pensada en una forma de torre de 9 metros de alto, por 4 y 6 metros de ancho y largo respectivamente.

Se divide en tres niveles, estando ocupado el primero por un salón, el segundo por un comedor y la cocina, y el tercer nivel por el dormitorio y el cuarto de baño. Estos niveles están unidos por una escalera en diagonal, que también podría resultar un tanto incomoda para subir y bajar todos los días.

También te puede interesar:  Imágenes que inspiran: un apartamento con mucha personalidad

Isolée, una vivienda prefabricada y autosuficiente

El tejado ha sido diseñado a dos aguas, con un sistema de almacenaje del agua de lluvia para su reutilización de forma domestica.

Otra curiosidad de Isolée es que carece de ventanas, siendo sus costados totalmente lisos, mientras que el frente y la parte trasera están equipados con una especie de persiana doble que cubre toda la superficie, y que puede abrirse y cerrase como si de una gran ventana se tratara, de forma electrónica. Este sistema permite una gran entrada de luz y la regulación de la temperatura.

Por su parte, la calefacción de Isolée se basa en una estufa a leña, que alimenta un sistema de calefacción inteligente integrado a la estructura de la vivienda.

En resumen: el confort está asegurado con Isolée, solo que el diseño de su estructura no es de los más atractivos, y desplazarse entre tres niveles puede resultar un tanto cansador, pero supongo que este “inconveniente” fácilmente podría solucionarse mediante una nueva reestructuración del proyecto Isolée.