Un pequeño jardín en tu salón

Las plantas dentro de recipientes de cristal quedan muy vistosas en el salón. Hoy vamos a enseñarte cómo hacer uno de ellos y así decorar el rincón de tu casa que más te guste siguiendo unos sencillos pasos.

Lo primero que necesitas son los materiales: un frasco de vidrio, piedrecitas, carbón, turba  – es una tierra especial para plantas domésticas que también contiene abono, en tiendas de jardinería lo encontrarás fácilmente- , una cuchara larga o un palo, por supuesto, las plantas.

En el fondo del recipiente hay que poner una capa de piedras espesa, para que el agua que echemos a nuestras plantitas drene bien y evitar que se “pochen” por exceso de riego. Sobre éstas se coloca el carbón, que servirá como fungicida para matar los bichitos. Después, colocamos la turba, que es donde plantaremos. La capa que tenemos que poner debe tener unos cinco centímetros, aunque podemos jugar con las formas y el relieve y llenarlo más por unos lados que por otro. ¡Todo depende de nuestra imaginación!

Por último, la parte más delicada: colocar las plantas. Con la cuchara haremos pequeños hoyos y las iremos poniendo con mucho cuidado. Tendrás que apretar la tierra con cuidado para que comience a agarrar bien. Antes de empezar a poner plantas al tun-tún te recomendamos que pienses un poco el diseño, si no quedará algo demasiado esperpéntico.

Cuando ya hayas finalizado todo y estés conforme con el resultado,  puedes decorar el terrario con otras cosas. Lo último es regarlo con un vaso de agua y dejarlo  un par de días. Así absorberá el agua y evaporará el resto. y dejarlo un par de días para que se evapore el agua. Por último, se tapa para que se conserve mejor. El riego es muy simple: si se empaña, utiliza un vaporizador y rocía las plantas. Con esto, ¡ya tienes tu terrario casero! ¿Verdad que no ha sido tan difícil?

También te puede interesar:  Estanterías originales "straps"