Jarrones de diseño de acero y cristal

Un material inerte y frío como el acero puede crear un curioso contraste si se utiliza para la fabricación de jarrones que albergan flores llenas de vida, dos elementos totalmente opuestos y con significados bien distintos que comparten espacio para dar lugar a un original contraste.

jarron trio new york works

En los accesorios fabricados con acero viene siendo habitual el uso de formas sencillas, geométricas en general, cilindros, prismas o esferas, que aportan serenidad a las caprichosas formas naturales de algunas plantas, ideal es que estos jarrones de acero tengan un tamaño reducido, para concentrar el efecto sólo en una o dos flores.

jarron rolly new york works

En cuanto al color, el acero resulta totalmente neutro, metal plateado en acabado mate o brillo, con un aspecto totalmente carente de vida, eso permite ceder en este sentido todo el protagonismo a las plantas que con sus tonalidades verdes en las hojas e intensos colores en las flores, aportan la alegría que se busca cuando las usamos para decorar.

jarron edise new york works

También contrasta la firmeza, dureza y resistencia del acero con la fragilidad y delicadeza de la flor, en definitiva, todo un cúmulo de sensaciones contrapuestas en un sencillo adorno para cualquier estancia. Las propuestas de las imágenes de este artículo son de New York Works, algunos de los jarrones fabricados únicamente en acero otros compartiendo protagonismo con el cristal.

También te puede interesar:  Habitaciones adolescentes