Recuerdo cuando de niña mi madre me enseñaba a hacer la cama, con aquellas colchas que envolvían la almohada y sin ningún adorno de ningún tipo. Si cuando yo digo que recuerdo aquella época en blanco y negro… ¡Que aburrido era!

monocromo Cómo me aburre este ambiente monocromático.

Cuando tuve mi propia casa nunca envolvía la almohada con la colcha o el edredón, y  dejaba siempre el embozo de la sábana por fuera. ¡Eran tan bonitas! que quería que se vieran, no que quedaran ocultas.

Y eso que no exitía la variedad y colorido que hoy encontramos en la tiendas o los blog como este, opendeco.es

Con el tiempo fui añadiendo cojines y después algunas colchas de adorno o mantas polares, tan de moda hoy. Me gustaba mucho como quedaba mi cama vestida y lo agradable que resultaba a la vista cuando entrabas en el cuarto.

Por eso, te aconsejo que para vestir tu cama le pongas capas. Jugando con colores dentro de la gama o por contraste. Te dejo unas fotos  de  ZaraHome que muestran perfectamente lo que quiero decirte.

 capasEste ejemplo, no es de Zara pero cumple lo que te comento en una sola pieza. El edredón.

Ves, varias capas,  con colores en contraste.

Varias capas repitiendo la gama de color de la colcha.

Qué, estás o no de acuerdo conmigo.

Para opendeco.es, Muri. Un beso.

También te puede interesar:  Decora tu hogar con recuerdos de mar