La cama es el dormitorio

0
17

La cama es el elemento más importante en el dormitorio por muchas razones.
La primera y más obvia es porque allí descansaras y repondrás energías, y la segunda que mas rápidamente se me ocurre es que es el elemento decorativo más importante del dormitorio ya que un dormitorio sin cama no seria nunca un dormitorio, en cambio sin cortinas, sin mesa de luz, sin armario o cabecero si lo seria.

Debes elegirla de acuerdo al tamaño de tu habitación, esto quiere decir que no podrás poner una cama de 2 ½ plazas en un dormitorio de 2.50 mt de ancho sino que deberás ajustarte a sus dimensiones.

También debes elegir bien el diseño, ya sea un sommier king size de dimensiones importantes, un futón para que en el día el cuarto pueda lucir como otra habitación o una parrilla con un colchón de espuma sobre ella, esto lo decides tu.

Lo importante en la cama es su vestimenta, poder elegir un conjunto de acolchado, sabanas, almohadones, cojines y porque no cortinas es lo mejor que te puede pasar.
Para el dormitorio de recién casados te recomendamos colores importantes en la ropa de cama y una textura como la seda, esto aporta la sensualidad necesaria para una pareja recién consumada.
Si es el dormitorio de una adolescente por supuesto que las texturas cambiaran y con esto la forma de lucir la cama, al igual que si hablamos de niños.

Lo básico es que no solo se la elija en función de un buen dormir, sino que se tenga en cuenta que es el elemento decorativo más importante y que `pueden lograr maravillas en un dormitorio muy sencillo.

Compartir
Artículo anteriorTranquilidad, Paz y Relax
Artículo siguienteUn dormitorio fabuloso
Persona humana amante de las letras y del arte con mayúsculas. Siempre sentí curiosidad por la gente y sus extraordinarias rarezas. Algún día volveremos a comunicarnos en las cabinas de teléfono y a poner sellos en los sobres. Mientras tanto... Publicidad, Marketing, 2.0, Blogger, creatividad, actualidad, tendencia, moda, DIY, redes sociales, lovemarks, engagement, fotografía, literatura.

Dejar respuesta