La decoración con bonsais

0
100

El arte de los bonsáis surge en China a principios de nuestra era, siendo un objeto de culto taoístas. Era símbolo de eternidad, el árbol representaba la conexión entre los dioses y los hombres, cielo y tierra. Antiguamente su posesión y cuidado se estaba restringido a las personas de la alta sociedad. La tradición decía que el que podía conservar un árbol en maceta se aseguraba la eternidad, por lo que eran fuente de adoración.

Un bonsái no es una planta genéticamente empequeñecida. Se mantiene pequeña gracias a los cuidados. Hay que darle forma y la poda es fundamental. Si se cultiva adecuadamente, sobrevivirá el mismo tiempo que un árbol normal de la misma especie. Las especies más apreciadas son las que tienen hojas pequeñas y además son más resistentes al cultivo en maceta.

Decorar con bonsais

Cultivados en el interior de casa, debes mantenerlos alejados de fuentes de calor y junto a una ventana muy luminosa, pero sin le de directamente la luz del sol. Aportan serenidad y buenas vibraciones y su efecto estético aporta un toque de distinción a cualquier estancia. Es original colocarlos en el baño, el salón o la biblioteca. Procura no ponerlo cómo un elemento decorativo entre otros, ya que eso le restaría protagonismo. Decora la maceta con unas piedras, para dar un toque más de estilo.

Dejar respuesta