La decoración de los dormitorios y su función en el descanso

La decoración de los hogares influye positivamente en la calidad de vida y en el bienestar de sus ocupantes. En relación al descanso, las habitaciones dedicadas al sueño tienen que estar enfocadas a la relajación y a la desconexión

Como cabe suponer, la decoración de las habitaciones va a depender en gran medida de quien o quienes sean sus inquilinos. Los gustos estéticos variarán de una persona a otra. Una habitación tendrá parte de su carácter (introspectivo, soñador, alegre…), cambiará según la edad (adulto o niño), también según la educación recibida (religiosa, laica…) y un sinfín de variables que marcan las diferencias entre los diferentes individuos.

Aun así, existe un denominador común para dirigir la decoración en todos los casos, que no es otro que la función que tiene un dormitorio, que es la del descanso. Este tipo de habitaciones deben usarse solo y exclusivamente para dormir, si no existiera otra opción, como por ejemplo un cuarto para juegos de los más pequeños, se deberían crear zonas bien diferenciadas.

Cómo decorar un dormitorio

Todo un mundo se abre cuando se trata de la decoración de los dormitorios. Las posibilidades son inmensas, existiendo tantas como personas hay. Para facilitar este trabajo y contando siempre con los gustos y criterios que cada cual pueda poseer, es recomendable dividir este cuarto entre sus partes más representativas (la cama y el resto del mobiliario).

También te puede interesar:  Espacio en el baño

La cama como elemento central

Efectivamente, no cabe duda alguna en este sentido, un dormitorio, como se ha indicado con anterioridad, es el lugar de la casa creado específicamente para el descanso, por lo que la cama es el protagonista absoluto.

Aunque el colchón sea la parte más importante para lograr el sueño, cómo se presente la cama y demás elementos complementarios influirá notablemente en el confort que ofrezca. La decoración de la cama, por tanto, juega un papel esencial en la composición estética del resto de esta habitación que debe promover la relajación y la desconexión de las personas.

Este objetivo se logra, por ejemplo, eligiendo algunos edredones originales, como los que se muestran tras el enlace que se acaba de sugerir. En este sentido, cabe señalar la importancia que tienen los rellenos en los edredones para favorecer ese descanso placentero para el que se destinan estas estancias. Los diferentes tipos de relleno son los naturales de plumón, los sintéticos y otros materiales, como el lino y algodón con diferentes texturas. Todos ellos, según sus diseños, otorgarán un ambiente muy acogedor a la habitación.

Los muebles

Mesitas de noche, baúles, espejos, roperos, todo tiene que guardar una línea decorativa que mantenga la armonía general de esta habitación.

Las diferentes revistas de decoración de interiores ofrecerán sus sabios consejos para obtener el estilo con el que cada cual se sienta más identificado. Gracias a ellas, se podrá decorar una habitación con estilo elegante, con aspecto informal o juvenil. Pero no se debe dejar de tener en cuenta que estos consejos, los diseños y estilos no se deben tomar al pie de la letra, sino que deben pasar por el tamiz personal de los gustos propios. Cada individuo debe ser capaz de adaptar las ideas de los grandes diseñadores de espacios de interior a las condiciones particulares de cada vivienda y los gustos personales para que aquel que lo va a ocupar, realizando su propio filtro.

También te puede interesar:  Decorar dormitorio con rayas púrpura

El estilo Feng Shui para lograr, el mejor de los descansos

De todos los estilos para decorar un dormitorio, el denominado Feng Shui destaca por usar una distribución de los elementos que lo componen para encauzar la energía y que esta fluya de manera positiva.

Según sus más acérrimos seguidores, con un dormitorio que haya sido sometido al sistema del Feng Shui mejorará el buen humor de sus usuarios, las relaciones, la actitud hacia el trabajo, la salud y, en definitivita, todos los elementos que atraen a la felicidad.

Claves para organizar un dormitorio bajo las reglas del Feng Shui

En primer lugar, el espacio ha de permanecer siempre limpio, ordenado y bien ventilado, algo bastante lógico, ya que todo lo contrario atrae el descontrol, la desarmonía y la pérdida del confort.

Se evitará que el dormitorio posea algún elemento electrónico, fuera televisores, ordenadores, radios y sobre todo esos móviles de los que nunca se separan los individuos de las sociedades avanzadas. Utilizar un despertador analógico para despertar cada mañana es lo más adecuado.

Este estilo aconseja la instalación de un cabecero en la cama para proporcionar al o a los durmientes seguridad, recordando que la cabeza es uno de los puntos energéticos más potentes y que, por tanto, ejerce una gran influencia en todo lo que se hace.

La cama, por su parte, no debe estar alineada con la puerta, ya que esto producirá inquietud, y evitará que se consiga un sueño de calidad. La cabecera debe dar a una pared maciza, sin ventana. Los ventanales deben estar suficientemente alejados del lecho.

También te puede interesar:  La mejor decoración para una habitación de invitados