La decoración del jardín

Si nuestra casa tiene jardín, este es un lugar muy especial, a la vista de todos y que necesita una decoración muy exquisita y personal.

Su decoración viene a ser sencilla,  fuentes para dar frescura y relajación. Si escogemos una fuente ha de ser de tamaño acorde con el espacio ajardinado, las hay de pie, de pared, de desnivel… la que nos guste quedará estupenda.

Las macetas, son muy comunes, pero necesarias en este lugar de la casa, además de muy decorativas. Se han de situar en distintos y diferentes puntos. Un detalle muy original, es pintarlas a mano, le dará un toque de manualidad muy familiar y alegre.

Los pajaritos son unos visitantes muy agradables en el jardín, si queremos que nos visiten, podemos instalar pajareras y bañeras para ellos. Sus trinos y cantos dan alegría y relajación.

Las estatuas pueden causar sensación extravagante, pero hacen de los jardines lugares con importancia y lucen en sitios amplios. Hay diversidad de figuras, ángeles, animales, incluso figuras religiosas, si este es nuestro estilo. Los gnomos son muy simpáticos.

Los bancos y sillas, nos dan la utilidad de adorno y a su vez de descanso. En metal y madera combinan perfectamente.

Las verjas, a veces imprescindibles, sirven para decorar a nuestro estilo.

Los senderos se pueden hacer con piedras o troncos para marcar determinados caminos a lugares deseados.

Hay personas que les agrada las velas y antorchas, dan un ambiente mágico, sobre todo en las noches de velada con nuestros invitados.

Esta parte de la casa, es quizás el lugar más mimado, si lo queremos tener en perfecto estado, este necesita de un cuidado especial y dedicarle el tiempo que se merece.

También te puede interesar:  Celosías en el jardín: oculta de miradas curiosas