La filosofía de la decoración

0
64

Forma es igual a función, o estructura es igual a contenido, o ver el vaso medio lleno o medio vacío depende, esencialmente, del vaso que usemos. La filosofía, definida por los platónicos, era el arte de enseñar a vivir bien, y en eso tiene un punto de encuentro con la decoración: el arte de enseñarnos a vivir entre algo más que cuatro paredes.

Esto nos lleva a una pregunta: ¿Cómo decoraría un filósofo?

exterior

El departamento de Filosofía de la Universidad de Nueva York es una posible respuesta.

nyu-dept-of-philosophy

La primer máxima que se desprende al visitarla es que, incluso en términos arquitectónicos, para un filósofo el interior es más complejo que el exterior. Nada, en las afueras de la sede, que data de 1890, permite vislumbrar lo que se encierra en su interior.

La renovación de los interiores a cargo del arquitecto Steven Holt está “organizada a partir de una columna de luz“.

El centro del edificio es un amplío cubo surcado por escaleras que atraviesa todas las plantas, y permite los encuentros casuales de estudiantes y alumnos en un clima donde la “porosidad de la luz y las sombras cambiantes” son los protagonistas.

nyu-dept-of-philosophy-2

La frase “la sombra de la luz blanca” de Wittgenstein, inspiradora de todo el proyecto, tiene su encarnación en el uso de cristales prismáticos en algunas ventanas, que a cierta hora del día proyectan sobre las paredes blancas los colores del espectro luminoso.

Dejar respuesta