Con todas las cosas nuevas y propuestas para la primavera que nos ofrecen las marcas de decoración, es difícil encontrar más inspiración para decorar la habitación de los niños, pero cuando crees que ya lo has visto todo, te llevas una sorpresa.


Hace poco me recomendaron visitar el blog de Clara blogg.amelia.se, una chica sueca que vive en una pequeña casa junto a su marido e hijo y, en su blog explica cómo hornea pan, prepara pasteles, se dedica a su hijo,… Nada sorprendente, ¿verdad? Pues tan sólo tienes que ver sus fotos y sus propuestas para darte cuenta que no es así. El aburrimiento hace tiempo que salió rodando colina abajo.


De todo lo que muestra sobre su día a día, me he quedado embobada mirando y remirando la decoración del cuarto de su hijo. Austera, vintage, reciclada, repleta de recuerdos y muchas cosas a mano.

Tal y como explica, poco a poco ha ido formando la habitación, comprando juguetes de segunda mano, bordando ella los muñecos, restaurando los muebles, etc. Cuentos, juegos de manos y mucho espacio para corretear.

La habitación tiene una parte apartada dónde esta la cuna del niño, de madera y pintada de rojo. Sobre la misma hay dos accesorios hechos a mano. El primero es una mantita de patchwork que hay colgada en la pared, con diferentes escenas y en la que reconoce a Garfield. El segundo objeto es un móvil hecho de ranitas verdes de ojos saltones.

El coche de hojalata y madera, lejos de parecerme un objeto peligroso, me parece que bien restaurado y cuidado no tiene porque ser peligroso para el niño.

También te puede interesar:  Decoración al estilo retro para la habitación infantil


Otro detalle que también me ha gustado mucho, es la mecedora con la que mecen el bebé, de madera en tono natural con mantas tejidas a mano y confeccionadas especialmente para él.

¿Estamos volviendo al pasado en pleno 2012?