La habitación de Gabriel

Decorar la habitación de nuestro futuro niño es uno de los momentos más agradables. Saber que pronto va vivir ahí nuestro peque nos hace afrontar el reto decorativo con mucha alegría. Hoy queremos dar algunas ideas partiendo de la habitación de Gabriel, cuyos padres se tomaron muy en serio el cuidado del cuarto de su pequeño.

Lo que más llama la atención a primera vista es el tono blanco dominante. Se optado por apostar decididamente por este color para construir visualmente el espacio y el resultado es, como vemos, espectacular. El blanco es un tono muy fiable, y que pocas veces nos va a fallar. Especialmente para la habitación de un bebé es el color más adecuado.

El papel de las paredes es muy interesante ya no que no es completamente liso, sino que muestra unos leves motivos decorativos que enriquecen visualmente el espacio que podría resultar demasiado neutro al dominar completamente el blanco. Los tonos que emergen sobre el blanco son el ocre, el marrón y el gris que aparecen en los juguetes y figuras. También muy adecuados para combinar con el blanco sin perder el carácter virginal de este último.

La lámpara de papel del techo es otro elemento interesante, además del sillón balancín. Ambos con la misma tonalidad dominante. Así mismo, debemos fijarnos en el techo que cuenta con líneas paralelas en blanco y gris siguiendo el estilo decorativo de todo el ambiente.

Por último no quería dejar pasar la oportunidad de hablar de este impresionante vestidor del pequeño, con una magnífica estructuración para tener toda la ropa a mano en cuestión de segundos. No está mal la variedad de ropa de Gabriel ¿no? El vestidor de la madre quizás ocupe varias habitaciones…

También te puede interesar:  Decorar una hucha para la habitación infantil

En resumen, se trata de una habitación para niño de un gusto exquisito y cuidado máximo. Un lujo para el pequeño Gabriel.

Fuente: Designsponge

Fotos: Marco Ricca