La habitación infantil como espacio versátil

0
176

A la hora de decorar y organizar la habitación de nuestros hijos nos encontramos con una serie de interrogantes: ¿cuáles son sus gustos? ¿cuáles son sus necesidades? ¿estamos adecuando el mobiliario y la decoración a su etapa evolutiva? Sin embargo, es una tarea que se hace con una gran ilusión.

Dormitorio infantil

Debemos de tener en cuenta que el dormitorio infantil es un área polivalente en el que se deben satisfacer variadas y distintas necesidades: dormir, estudiar, jugar, …

De ahí que, para crear una zona de juego se deba despejar el centro del cuarto, adosando el mobiliario voluptuoso a las paredes. Se recomienda que los muebles auxiliares sean ligeros (pufs, cestos,…) o móviles (por ejemplo, cajoneras con ruedas) para retirarlo a nuestro antojo cuando convenga. No nos tenemos que olvidar de incorporar una mesa de tareas; los modelos abatibles no nos servirán para instalar un ordenador, pero ahorran mucho espacio.

Cuando dos niños comparten la habitación, las camas-nido y las literas son muy prácticas. Las primeras son recomendables para habitaciones pequeñas, pues tendremos dos camas en el espacio de una; siendo necesario dejar una distancia de 90 centrímetros para poder sacar el cajón inferior.

Cama-nido

Las literas son recomendables en habitaciones de techos altos (2,5 metros mínimo), pudiendo ser agobiantes para el infante que duerme debajo; para evitarlo, se pueden colocar en forma de L (quedando la cama superior encima de la inferior en la zona de los pies), así ganamos espacio debajo de la cama alta para poder poner cajones, armarios o crear una zona de trabajo.

La anterior opción también es válida si queremos poner dos camas individuales, las cuales pegaremos a la pared.

Dejar respuesta