La iluminación natural no siempre es suficiente para el teletrabajo

¿Disponemos en nuestros hogares de la luz adecuada para poder teletrabajar? Esta es una de las preguntas que muchas personas se han realizado desde que empezó todo el problema de la pandemia. Un estudio realizado por VELUX, conjuntamente con Paula M. Esquivias, destaca como las zonas de teletrabajo en los hogares españoles tienen déficit de luz para desempeñar de forma adecuada las tareas propuestas.

Así, al analizar la cantidad de luz natural que reciben las mesas de trabajo, el documento determina que predomina el rango de iluminación inferior a 300 lux, insuficiente para realizar tareas propias de oficinaEste problema puede ser debido a que la zona donde tengamos la mesa no reciba suficiente luz o bien nos llega mucha luz y es necesario bajar la persiana para estar cómodos, dejándolas así sin molestarnos a volver a subirlas cuando nos haga falta más luz.

luz natural en el hogar

Ante esta situación, el informe concluye que lo ideal es instalar la zona de teletrabajo cerca de una ventana, para aprovechar al máximo la luz natural y el aire fresco, tener vistas al exterior para descansar la vista y contar con sistemas domóticos, que abran o cierren de forma proactiva las persianas, cortinas y demás accesorios conforme a las condiciones interiores y exteriores, facilitando el confort visual y el bienestar en todo momento. Así, VELUX añade que es necesario apostar, siempre que se pueda, por una reforma de la habitación dedicada al teletrabajo, dando prioridad a la apertura de huecos y a la entrada de luz natural.

Cocinas y baños, suspenso en luz natural

Una de las principales conclusiones de este estudio, es que la mayoría de las estancias de la casa presentan un nivel de iluminación menor de 300 lux durante todo el día, siendo esta la cifra más recomendable para realizar cualquier tipo de tarea doméstica.

También te puede interesar:  La importancia de la luz natural en la reforma energética

La iluminación natural no siempre es suficiente para el teletrabajo 1

De forma pormenorizada, el documento desgrana, una a una, las condiciones de las diferentes estancias de la vivienda, revelando quela cocina es una de las partes de la vivienda que carece de un buen nivel de iluminación natural para desarrollar las tareas cotidianas. Así, pese a que las actividades que se desempeñan en esta parte de la vivienda requieren de 500 lux, el nivel de iluminación que presenta es inferior a 300 lux, necesitando, por tanto, de iluminación artificial en todo momento.

Una situación similar sucede con el baño, ya que una amplia cantidad de estas estancias no cuenta con ninguna ventana, requiriendo siempre de luz artificial. No obstante, los dormitorios y aquellos baños que sí tienen ventanas garantizan los niveles adecuados de luz natural para ejecutar adecuadamente las actividades que se llevan a cabo en su interior, aunque el informe especifica que a partir del mediodía tienen demasiada luz para realizar tareas relacionadas con el descanso.