Hay países y mentalidades que estimulan a Occidente. La espiritualidad hindú resulta muy sugerente y atractiva. Si se hiciera una macro encuesta entre los españoles sobre qué país desearían visitar si tuvieran tiempo y dinero, lo más probable es que la India estuviese en las primeras posiciones. Así somos las personas, siempre nos solemos sentir atraídos por el exotismo de tierras lejanas que nos evocan profundas sensaciones de misterio.

Si eres de los que idealizan la India, y quieren tener un trocito de este exuberante país en tu hogar, hoy os presentamos un salón con una bonita decoración al estilo hindú. La India es un país que celebra el color y la vida. Sus ciudadanos, con una capacidad espiritual que brilla por su ausencia en el consumista mundo occidental, celebran la vida como una parte más del desarrollo infinito del alma humana.

Toda esta espiritualidad, se refleja de alguna manera en su forma de vestir, y de decorar tanto su propio cuerpo como sus casas. Famosas son las bodas hindúes llenas de luz y color, así como sus  exuberantes bailes. Para trasladar un poco de esta vitalidad al salón de tu hogar puedes optar por varias opciones.

En la foto podemos ver como con unos paneles dede gran colorido se decora una pared azul turquesa. Uno de ellos, abstracto, con círculos concéntricos de variados colores. El otro, que imita un grabado clásico. Si a estos le añadimos un festival de cojines de colores variados con una trama decorativa muy rica, ya tenemos un salón con aire exótico.

Como vemos, no se necesita demasiado para capturar la esencia de la decoración hindú. Si queremos ser un poco más puristas, podemos optar por acumular más detalles como puedan ser esculturas o tapices provenientes de la India.

También te puede interesar:  Plan Renove para sofás

Sea como sea, la decoración hindú, como otras de países lejanos es una buena opción para animar un espacio de la casa.